San Valentin: Yōkai de las nieves y brillantes resultados

1779754_431289943641411_1716524067_nComo todos hemos podido celebrar alguna vez el San Valentín regalando rosas, y algunos dirán que es una fiesta inventada y “comercial“. Yo pienso que esto no va de comercial o no comercial, sino de la parte espiritual del asunto. Muchos dicen que Navidad es una época en la que las empresas ganan dinero, y yo digo que no importa, sucede la misma situación en San Valentín, hablamos del Amor.

Como diría Osho: Al pensar en el amor, lo vemos como algo necesario que es obligatorio perseguir. Queremos “amar y ser amados“, es por ello que nos transformamos, y nos convertimos en otras personas distintas, que tratan de “ofrecerse” a los demás. Intentamos ofrecer “algo”, que aún ni siquiera sentimos, y nos desesperamos intentando obtener y encontrar esa relación amorosa.

“El amor llega”. Así lo dijo el maestro Osho. Todos amamos de un modo u otro. Sin  importar si hay alguien en nuestro entorno, sin importar si estamos acompañados o en soledad. Nuestro amor debe desprenderse en cada paso que damos. Nuestro corazón, no debe centrarse en el amar a un único individuo, sino que ha de rebosar amor e impregnarlo todo con esa energía poderosa. Cuando somos buscadores de amar a un único individuo, coartamos el amor y lo limitamos. Es por ello, que al pensar en amar, debe comprenderse la importancia de que no hay que amar en pequeño, en un círculo reducido, sino hacerlo de un modo general, amando la vida.

Se debe amar en concreto y en abstracto. Amando en abstracto hacia todos los elementos de nuestra vida, pues el amor de cada individuo es infinito. Pero amar concretizando, y asegurarnos que las personas de nuestro circulo, sean tal y como son y no las idealicemos, ya que es posible seguir ideas, pero no pueden ser amadas plenamente, ya que nunca son realizables desde la perspectiva de lo tangible, y sólo lo serán en el mundo de los sueños y la imaginación.

Lo cierto es que el San Valentín, para mi, al igual que la navidad, supone para mi, una reflexión retrospectiva, de admiración al prójimo. Si cabe , el enfoque es romántico y nos centramos en la pareja que consideramos “amada” por nosotros, pero también es imprescindible no descuidar a esas personas que están ahí todo el año con nosotros, “amándonos” de otro modo que no es quizá el romántico, pero que nos aporta también felicidad.konjaku-monogatari

Y volviendo al mundo de los sueños y la imaginación, quiero recordar algo que tenía en el tintero desde hace tiempo y solamente rozaré: Hyakumonogatari Kaidankai (百物語怪談会, lit., A Gathering of One Hundred Supernatural Tales) o traducido : “Una Recopilación de Cien Cuentos Sobrenaturales”. Estos cuentos son un juego de interior budista, creado en la época Edo conocido tambien como Período del Shogunato Tokugawa (1603 – 1867), que finaliza con la época de la Revolución Meiji en la que renace un interés por la influencia Occidental en Japón.

mizuki-shigeru-snow-monsters-of-japanLo cierto es que este juego nace como una prueba de resistencia y coraje para los samuráis, que en un próximo capítulo os explicaré con más detenimiento. En este caso me centraré en destacar 7 tipos de Yōkai (“apariciones“, “espíritus“, “demonios“, o “monstruos“) que se encontraban en las nieves de Japón ya que aún estamos en invierno. Los Yōkai son generalmente más poderosos que los seres humanos, y debido a esto, tienden a actuar con arrogancia sobre los mortales. Los Yōkai también tienen valores diferentes de los seres humanos, y cuando estos entran en conflicto pueden conducir a la enemistad. Ellos son generalmente invulnerables al ataque humano, pero pueden ser derrotados por monjes budistas con la bendición de Buda.

En el frío Norte de Japón, la nieve se apila profunda y alta y atrae monstruos. Sea montando una avalancha, apareciéndose de la guisa de una mujer joven, como de un niño perdido o una pierna saltarína, los Yōkai de las nieves, son tan variados como milagrosos en cualquier folklore. Algunos peligrosos, otros famosos, otros tristes y otros simplemente espectaculares. Estos monstruos de las nieves son como la nieve misma; traen confort (a las altas temperaturas del país durante el invierno), soledad y belleza, pero solo durante una temporada. Cuando llega la primavera, y la nieve se derrite, todo pasa, para bien o para mal. Y así es como se recuerdan y procuran no olvidar:

  1.  Yuki Jiji – El anciano de la nieve: Un anciano que monta sobre una avalancha, o un antiguo “Dios de la Nieve”. El Yuki jiji es una misteriosa, pero poderosa figura del folklore japonés. mizuki_shigeru_yuki_jiji
  2.  Yuki Omba y YukinkoLa madre y el hijo de las nieves: Si se te acerca una mujer solitaria y te pide que sostengas a su bebe por unos segundos, estás en un problema. Esta variante invernal de la leyenda de Ubume tiene sus propios sustos escalofriantes.suuhi_yuki-onna
  3. Yuki Warashi / Yukinbo – Los bebés de las nieves: Uno es precioso y dulce (la respuesta a las plegarias de todas las parejas sin hijos), mientras que el otro es una criatura bizarra salida de tus peores pesadillas. mizuki-shigeru-yukinbo
  4. Yukinba / Yukifuriba – Las brujas de las nieves: Ambas son terribles criaturas que buscan sangre fresca. Las más terribles de los Yōkai de las nieves.bakemono_yuki-baba
  5. Tsurara Onna – La mujer estalactita: ¿Se te aparece para “amarte” o “comerte”?. Tsurara Onna lo hace de ambas formas, y no sabes cual es la que te va a tocar.mizuki_shigeru_tsurara_onnna
  6. Oshiroi Baba – La bruja de los polvos faciales: Otra rareza del foklore japonés, es la peligrosa bruja de la nieve, o quizá una antigua diosa de los cosméticos, quien sabe.mizuki_shigeru_oshiroibaba
  7. Yuki Onna – La mujer de las nieves: De lejos la más famosa de todos los monstruos de las nieves de Japón, Yuki Onna es un enigma. Hay miles de historias sobre ella, con miles de variaciones y no se sabe cual es la original o real.mizuki_shigeru_yuki_onna

Y pensareis porqué os mezclo San Valentín con Historias de fantasmas de las nieves, bien el caso es que sigo sin entender situaciones en las que un individuo, se dedica a “Crear” empresas, y luego después de ver a su “Bebé” evolucionar, lo vende a una gran corporación que principalmente suele ser “la competencia“, la que compra semejante proyecto empresarial. Y os preguntareis nuevamente porqué.. Bueno, mencionaré uno que es el último que ha caído en mis manos, pero es posible que podáis recordar miles de casos. Mil anuncios, el portal de anuncios clasificados más potente de España, ha sido vendido recientemente a su competencia (link). Yo por una parte entiendo, que hay personas que su mayor afán es: Crear algo, hacerlo crecer y luego venderlo para desentenderse.

Para mi eso, no es lo que sucede en un San Valentín, en el que uno demuestra su amor por algo, y pone todo su empeño en que funcione, en San Valentín, uno demuestra lo que viene demostrando todo el año, pero solamente que de un modo más “tangible” a través de acciones no solicitadas de “amor” de muchas clases. En fin, el caso es que el señor Ricardo García, tal y como yo leo la noticia, tengo la sensación, de que solamente hizo “un negocio“, al idear ese proyecto y simplemente se deshizo de su empresa ahora una multinacional,  para vendérsela a otra multinacional que lleva muchos años en el sector como es Schibsted Classified Media (SCM) Spain, que yo la conocía como Grupo Anuntis en España, especialista en portales inmobiliarios, etc, quizá haya sido adquirida por este gran grupo extranjero, quien sabe, pero no es donde quiero llegar.

Donde quiero llegar es al meollo de esta cuestión, es muy “lucrativo” crear “negocios” y venderlos, pero realmente, que finalidad tan pobre la de crear algo con fecha de caducidad, al igual que el período de las estaciones del año. Creo que no es el objetivo de ninguna empresa, que pretenda durar, ser tan estacional como los Yōkai que desaparecen con la primavera. Y ninguno crea una relación de ninguna clase con una pareja con la que sabe que va a estar un rato, bueno si, lo hace, pero sabiendo que es solo para un rato. En cambio en una empresa, por lo general, los individuos tratan de buscar brillantes resultados a través de la durabilidad, la confianza, la trazabilidad, los detalles, todo ese magnetismo es el que nos atrae de una empresa. Cocacola no está ahí por nada, es su historia la que la hace durar y ser respetada, y de hecho su producto es el más consumido por algo…si hubiese sido un “simple negocio” como el de Milanuncios, me temo que no habría Cocacola y estaríamos aburridos de beber solo Pepsi, con esto quiero decir, que si nos centramos un poco en las empresas nuevamente. El amor, como dice Osho, debe ser emitido en concreto y en abstracto; en concreto a nuestros clientes y en abstracto a todo el mundo. Pero bien clarito lo tendría aquel que no se dé cuenta de lo que está creando desde un principio. Para mi queda claro que el señor Ricardo, quería algo para un rato, con toda su ilusión del mundo. Y luego lo ha querido soltar, con el bolsillo un poco más lleno.  No me quiero extender demasiado, para que podáis disfrutar el momento que os acabo de brindar, pero hay que aprender a comunicar nuestro estado de “amor”. La gente debe saber que estás dispuesto a amar y que lo deseas. En este caso a “durar” y “mantener al cliente”. No hay que forzar las situaciones, pero es necesario que aquellos que también quieren “amar” nuestra empresa sepan de nuestra condición. Y preguntándonos si tendremos alguna vez una “Relación de amor“, primero debemos mirar en el interior de la empresa, y saber que podemos ofrecer. Debemos comprendernos a nosotros mismos antes de comprender a los demás. En este caso como el de mil anuncios, queda claro que era para un rato el negocio.

Cuando esto ocurre nos daremos cuenta que el amor de los demás es como un faro que ilumina el camino. Los productos pueden durar el tiempo definido, pero podemos llegar a tener gente que los ame indefinidamente. Si aprendimos a amar a todas las cosas, a dejar ir nuestro amor y llenar esos espacios del mundo con él, la felicidad de todos aumentaría, dado que todos se nutrirían del amor que todos hemos proporcionado. Y como todo, para comprendernos a nosotros mismos “como empresa“, se requiere de un proceso.

Y como quiero inspirar un poco a la gente que monta empresas, quiero que un día alguien me diga: “Gracias a ti no lo dejé y seguí adelante”, porque eso es lo que se hace cuando uno monta un negocio. Mata o muere, no hay plan B, porque nos distrae del plan A, que es llevar acabo nuestro sueño, al igual que lo es en el amor, cuando uno quiere a alguien, no lo deja ir, lo intenta tratando de obtener el éxito. Y el montar un negocio también se trata de amor y de coraje para superar esos miedos que todo “samurai / empresario” tiene dentro enfrentando a los Yōkai.

Y finalizo con una recomendación: “Regala flores, nunca sabes a quien puedes sorprender” -Ion J.

Fuente: hyakumonogatari.com, wikipedia y el confidencial

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.